Anillos con Amatista

Un anillo de Amatista es un poderoso talismán digno de una mujer sabia. Es muy efectivo para conectarnos con la intuición y para abrir la sensibilidad. Activa ese sexto sentido, esa parte no racional que nos trae certezas sobre nuestro entorno.

Todos nuestros anillos de amatista son de plata .925, que es un material sumamente gentil con la piel y protector del aura.

Filtrar por Piedra

Filtrar por Precio

Filtrar por Talla

  • Anillo de Plata con Amatista

    Anillo de Plata con Amatista

    $990.00
    Añadir al carrito
  • Anillo de Plata con Amatista

    Anillo de Plata con Amatista

    $890.00
    Añadir al carrito
  • Agotado Anillo de Plata con Amatista

    Anillo de Plata con Amatista

    $990.00
    Leer más
  • Anillo en Plata con Amatista

    Anillo de Plata con Amatista

    $990.00
    Añadir al carrito

Sobre nuestros anillos de amatista

Un anillo de amatista es un símbolo de transmutación y espiritualidad.

Las amatistas son una variedad violeta del cuarzo, su color varia entre el lila y el morado y tienen más valor mientras más oscuras sean.

Puede presentarse coloreada por zonas o de otros colores, como la amatista verde. Incluso existe una extraña variedad llamada amatrino que tiene partes amarillas.

Cuando es de color vivo e intenso, la amatista es una de las variedades favoritas del cuarzo. Las más perfectas se tallan para anillos de joyería, y por su hermosa tonalidad lucen muy bellas en combinación con oro y plata. 

Hay diversos términos utilizados en joyería para describir las tonalidades de esta piedra. “Rosa de Francia” se refiere a la amatista de color lila claro, mientras que “siberiana” es la de color violeta intenso con destellos rojizos.

Esta ultima es la más valorada, generalmente los colores intensos son muy bien vistos en las gemas. En la Edad Media se adoptó como símbolo de renuncia a los bienes terrenales y castidad, se llevaban anillos de amatista para representar la espiritualidad, eran usadas por cardenales y obispos. 

Un anillo de amatista en la actualidad es una excelente opción para las brujas y hechiceras, pues tiene la propiedad de abrir el tercer ojo, permitiendo una percepción desarrollada del presente, pasado y futuro.

Es un talismán excelente para permitirnos conectar con los planos sutiles.